27/06/2012

Trenzas

Aunque no hacen honor a su nombre, las trenzas de dos y cuatro cabos son una alternativa a las ya tradicionales de tres.

Si estáis un poco cansadas de lo convencional, tenéis el pelo largo y queréis lucir un peinado bonito, por ejemplo, para una ceremonia veraniega, podéis practicar estas trenzas.

Trenza de dos cabos, de cola de pez o de espiga, en referencia a su forma característica.


No es complicada de hacer, a diferencia de la siguiente.

1. Se divide el pelo en dos partes iguales, de las que se extrae un pequeño mechón de la parte trasera de cada uno de los cabos.

2. Se pasa uno de los mechones por delante de los dos cabos y se une al cabo opuesto. Se hace lo mismo con el otro mechón, quedando este último por encima del anterior mechón y de los dos cabos.

3. Se vuelve a coger un mechón de la parte trasera de cada cabo, se repite el proceso de los anteriores pasos y así, hasta que se termina. Queda mejor si se llega hasta el final del cabello.


Trenza de cuatro cabos. Para adornar una melena suelta o decorada con una pañoleta.

Esta me la hizo mi peluquera para el peinado de mi graduación y, aunque a ella le llevó un suspiro, es bastante complicada, sobre todo las primeras veces. Así que... ¡A entrenar!





No comments:

Post a Comment

THANKS FOR READING :)