18/07/2012

Mientras espero al autobús

Lo habéis notado, ¿verdad? Las paradas de autobús ya tienen su respectivo cartel de Desigual. Y como el tiempo no acompaña según en qué semana vivamos, las mangas de sus vestidos se han alargado y los colores ya no son tan primaverales como cabría esperar. Llegan los vestidos de invierno que, como dice una persona a la que aprecio, como mucho se puede tener uno solo porque, si no, parece que vas siempre con el mismo.

Siempre quise tener un abrigo negro de Desigual. Este año, a lo mejor, cae uno. Este que os enseñamos me gustó especialmente porque es ideal para esas profesiones que obligan a ir de negro cuervo, como la de músico. Por cierto, su nombre es "La Solista". Muy adecuado, ¿no?



Os dejamos un look muy convencional para esta firma, pero es que con tanta "desigualdad", si quieres que en tu outfit destaque la prenda, todo lo demás debe pasar desapercibido.

Vestido: Desigual
Bailarinas: Camper




No comments:

Post a Comment

THANKS FOR READING :)